Neuroeducación

En las últimas décadas, se han producido grandes avances en neurología, principalmente a nivel  fisiológico/funcional, llegando incluso a rebatir anteriores postulados y teorías. Abriendo nuevas y múltiples vías de comprensión acerca de la totalidad del ser humano como una unidad funcional única, deshaciendo así la dualidad mente/cuerpo que propuso Platón hace tanto tiempo, siendo aceptada hasta hace muy poco realmente.

Habida cuenta de los nuevos conocimientos revelados acerca de los procesos físicos, químicos, eléctricos, los cambios anatómicos y funcionales y la relación entre ellos, tanto a nivel cerebral, como a nivel general dentro del organismo, es posible relacionar lo “puramente físico” con los procesos mentales, que dependen en buena medida de todo lo anterior y lo más revolucionario de toda esta neurociencia aplicada: es que desde los procesos mentales y su trabajo dirigido, también se puede incidir en el nivel fisicobiológico en el que se sustentan.

Esto, dicho así de rápido y tan sencillamente, implica grandes y profundos cambios en el enfoque de múltiples ciencias a la hora de acercarse al ser humano: Filosofía, Medicina, Psicología… Y por supuesto, Pedagogía. Gracias a este nuevo paradigma, han cobrado una gran relevancia actividades consideradas “alternativas” o “de segundo orden” hasta hace poco tiempo, recibiendo un reconocimiento muy reducido y/o parcial: Fitness, actividades de ocio y deportivas (incluyendo competición), meditación, Pilates, mindfulness, yoga…

En la actualidad, y a nivel global, se están dando más que múltiples síntomas de agotamiento de la enseñanza tradicional, ya que la heterogeneidad de procedencias, orígenes y modelos de aprendizaje de los niños, están reduciendo progresiva, pero inexorablemente la eficiencia de las clases tradicionales, en las que la explicación magistral por parte del profesor y la escucha pasiva por parte del alumnado cada vez están ofreciendo mayores márgenes de mejora. Esto evidencia que metodologías de dirección única solo proveen de aprendizajes de una sola dirección, los cuales tienen más probabilidades de fracasar que de acertar.

Es cierto que esta Neurociencia aún presenta más preguntas que respuestas, que es un campo científico en ciernes, pero las evidencias que ya se han demostrado, poseen la suficiente potencia como para aventurarse sobre lo que ya sí se sabe e intentar proyectar ese conocimiento en enfoques y estrategias a nivel pedagógico.

La anterior afirmación nos debe animar a ir en busca de estrategias alternativas, dentro del marco legal existente, para que los alumnos adquieran una cantidad de contenidos que muchas veces no asimilan en profundidad suficiente, con lo cual no los dominan convenientemente y/o acaban olvidándolos al poco tiempo, lo que resta eficiencia a todos los esfuerzos  realizados y es un gasto tremendo de energía, tiempo y potencial.

Debido a esto, se están explorando a nivel mundial nuevas metodologías, modelos de acercamiento a los contenidos que “modernicen” y sobre todo mejoren la asimilación de conceptos a través de nuevas estrategias y experiencias. Increíble es el número de investigaciones científicas y de informes emitidos a nivel mundial que ahondan en estas cuestiones y que han activado mi necesidad de información.

Desde el 2016, estoy investigando y documentándome pasa seguir desarrollando mi visión de cómo implementar todo este conocimiento sobre el cerebro, para mejorar el aprendizaje. La metodología que propongo se apoya en la Educación física, como elemento catalizador de aprendizajes de otras áreas. A día de hoy, este trabajo ha fructificado en un libro publicado, en el que propongo un trabajo de refuerzo en el área de matemáticas, un desarrollo experimental del mismo en el colegio donde trabajo, y la organización de un curso de formación sobre Neurociencia y su influencia en el desarrollo de unidades didácticas.

Actualmente me encuentro desarrollando otro trabajo en colaboración con el C.N.I.I.E. del M.E.C.D. en el que desarrollo propuestas formales en formato de unidades didácticas completas, en el que se integra el juego y movimiento con aprendizajes de las áreas de Lengua y literatura, así como de Matemáticas. ¿Donde llegaremos con todo esto?

Miguel Ángel García Guerrero.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s