INACABABLES JORNADAS ESCOLARES

Más no es mejor. ¿Cuántas veces hemos oído esto?

Para variar y sin que sirva de precedente, he de expresar mi acuerdo y más allá con una columna sobre educación, esta vez de ROBER SOLSONA http://www.abc.es/familia-padres-hijos/20140526/abci-conciliacion-familiar-horario-colegio-201405231030.html

Todas las declaraciones aquí vertidas nacen de una cuestión básica en este País, desde hace más de tres décadas ni hay un consenso general y real acerca del diseño/idea de país que queremos ser y por lo tanto, no tenemos ni un plan para serlo ni unos resultados que nos vayan gustando…

Como muy bien dice, la escuela está cumpliendo un doble papel:

  1. El de “paragolpes social” que acoge y cuida a los niños, ante la incapacidad física de sus padres, ya que tienen que estar trabajando en unas interminables jornadas laborales (que por otro lado, tampoco les proporcionan la capacidad económica de generar un empleo de alguien que cuide a sus hijos entre el final de una jornada escolar “corta” y su regreso a casa.
  2. La de educar y formar personas que seguirán construyendo este país.

Evidentemente, los principios y necesidades asistenciales del primer papel chocan frontalmente con los pedagógicos del segundo.

Cuando todos los países en los que nos miramos y queremos compararnos presentan una marcada inercia, nosotros nos alejamos de su deriva y aún así, seguimos pensando qué hacemos mal… esto es elevar a la falacia y cinismo al grado de religión.

  1. Cuando ésos países reducen la jornada laboral, nosotros la aumentamos. Lo cual es absurdo, habida cuenta de que conocemos innumerables estudios que nos aseguran la falta de capacidad, productividad, resultados y motivación progresiva por encima de las 5/6 horas continuadas de trabajo…
  2. Cuando ésos países generan una estructura de protección social y asistencial, nosotros la hiperburocratizamos, la desdoblamos por competencias y la retorcemos, o simplemente la reducimos por desinterés…
  3. Cuando los poderes políticos de éstos países se sientan y desarrollan una idea de país y generan planes consensuados y plurales, que al serlo son estables en el tiempo y efectivos en los resultados, nosotros pasamos de todo, desarrollamos leyes, cambiando las anteriores a golpe de machete, y si puede ser, sin los fondos que ni siquiera el legislador de turno presupuestó…
  4. Cuando en esos países se generan planes de flexibilidad laboral enfocados a ayudar a las familias a dejar su dedicación laboral en segundo término, para abordar la educación y atención de sus hijos como tareas primordiales en el interés de su nación, nosotros deshacemos los tristes convenios colectivos que ya eran grises de por sí, perdiendo lo poco que se tenía en medidas de protección y bienestar…

Y treinta años después de no cambiar este rumbo, seguimos mirando las estadísticas como las vacas al tren y nos seguimos preguntando qué es lo que no funciona y por donde se puede parchear esto.

Miren, piensen en la sociedad como en una alcachofa, con un corazón tierno y frágil que es la educación, la sanidad, la asistencia social y a su alrededor y naciendo de ese corazón van saliendo otras hojas más duras, que envuelven, protegen y dan esplendor:

  • Un proyecto de nación a largo plazo, consensuado y estable.
  • Definición de las líneas estratégicas por donde se llegará a esa idea de nación.
  • Leyes educativas, sociales, económicas, laborales y territoriales que articulen, estructuren y pluralicen su acción, encaucen y posibiliten los efectos pretendidos previamente.
  • Todo esto, redundará en la fuerza de los sucesivos gobiernos, y esa fuerza para controlar el rumbo de un país, sin que nos lo tuerzan los bancos o multinacionales o megacotarros financieros, o…

Y de la misma manera que la alcachofa es inconcebible sin sus hojas, también lo es sin su corazón, pues al ser una entidad indivisible, la vida de una de sus partes es resultado y causa de la vida de las demás… dejen pudrir una de ellas y la putrefacción la invadirá entera… Por favor: piensen, hablen, discutan, planeen corrijan, apiádense y vuelvan a hablar, a pensar, a discutir, a planear y corregir y así, algún día, no nos veremos obligados a matar varios pájaros de un tiro y preguntarnos después porqué se nos han escapado más de los que abatimos…

 

Anuncios

Acerca de Miguel Ángel García Guerrero

Pedagogo, Maestro EF, Entrenador Nacional de Atletismo, desarrollando programas educativos basados en la Neurociencia.
Esta entrada fue publicada en Education, Social y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s