Sesión de Neuromates

Hoy vamos a jugar a “la granja de los pollitos”.  Es un juego dirigido a niños de 3º de Ed. Infantil o 1º de Primaria.

Lo vamos a utilizar para trabajar sumas y restas mentales hasta la decena, integrando estas operaciones en diferentes tipos de desplazamiento, con o sin obstáculos, carreras…

La voz de salida es la operación matemática que deben realizar (suma o resta sencilla dentro de la decena), dicha operación debe ser resuelta mientras llegan a la granja de los pollitos (aros con pelotas de tenis). Una vez lleguen a la granja, deben comprobar el número de pollitos dentro de la granja y añadir o sustraer los necesarios para que dentro solo queden los determinados inicialmente. Deben volver rápidamente hasta el punto de partida.

Puntuación:

1 punto por dejar dentro de la granja el número adecuado de pollitos.

1 punto suplementario si además de conseguir el objetivo, se acaba en primer lugar. (Así primamos que lo importante sea realizar la actividad correctamente y con atención y no acabarla “de cualquier manera” a toda velocidad por llegar antes).

 

LA GRANJA DE LOS POLLITOS

 

¡Espero que os guste!

Anuncios
Publicado en Educación Física, Education, Neurididáctica, Neuroaprendizaje, Neurociencia, Neuroeducación, Neuroeducation, Neuromatemáticas, Neuromates, Neuromaths, Neuromotricidad, Neuroscience, Physical Education, Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Ejercicio aeróbico y Neurogénesis

Amplio es el consenso sobre los efectos del ejercicio aeróbico en el cerebro, con lo que incluirlo en la lista de actividades cotidianas, es más que necesario.

Si no fuese suficiente con los beneficios generales para nuestra salud (mayor esperanza de vida, mejora de la calidad de vida (sobre todo en la vejez), control del peso, mejora de la función cardiorespiratoria, mejora de la gestión energética, colesterol, hipertensión arterial, estrés…) ahora también sabemos que influye positivamente en la generación de nuevas células en el cerebro, concretamente en el hipocampo, que además de ocuparse de la orientación espacial y reconocimiento de lugares, es el gran almacén de la memoria y por ende, responsable en gran medida del aprendizaje.

Debido a esto y a las mejoras cognitivas que se generan gracias al ejercicio aeróbico de intensidad moderada o moderada/alta, la orientación a seguir es incluirlo como una constante en el trabajo diario de los más jóvenes. Así recomiendo yo su trabajo en la clase de Educación Física:

  • Además de la variedad de juegos habituales en el entorno de la Educación Física, en mi caso particular, integro en un buen número de sesiones trabajo de carrera continua, empezando por 3´ de carrera continua, en el caso de los 6 años de edad y llegando a 10/12´ en el de los de 12. (Si por alguna razón no se puede correr, siempre se puede andar a buen paso…)
  • Las consignas a seguir son: correr el tiempo estipulado, al ritmo que ellos se sientan cómodos, pero sin parar -el único objetivo es no parar-, los demás parámetros, una vez que los dominen, se pueden ir modificando para elevar la exigencia de esfuerzo, si procede. De esta manera, la vigilancia del propio estado personal (Propiocepción) y la autoregulación en consecuencia, cobran protagonismo en la actividad y por otro lado, la organización de la case y el objetivo inicial de la actividad se mantienen. (En mi experiencia, si se les da a los niños una referencia espacial, por ejemplo: correr tres vueltas a la pista, unos las completan, antes incluso de que otros acaben la primera… con lo que ya tienes a varios esperando, han corrido sin ningún tipo de percepción sobre lo que hacen, otros viendo como mientras corren, los otros “descansan” y ya tienes la case revuelta desde el minuto 1 y además, ni calentamiento, ni aeróbico ni nada… teniendo un límite temporal, cada uno se adecua al ejercicio dentro de sus posibilidades e intereses

 

  • Este ejercicio de carrera siempre se realiza combinándolo con otro tipo de acción, teniendo aquí dos variantes principales:
    • se desplazarán por un circuito donde deban pasar por puntos de paso y/o superar obstáculos.
    • Integrar algún juego o canción en la carrera. (Piedra, papel o tijera…)

De esta manera, integramos trabajo perceptivo y coordinativo dentro del trabajo aeróbico (potenciando la inclusión de otras estructuras cerebrales en la actividad, fomentando así conectividad cerebral)

¿Por qué me parece valioso el trabajo de carrera continua? En la simple (en apariencia) actividad de correr sin parar, hay implícitas una serie de acciones/aprendizajes muy importantes, algunos de los cuales he perfilado en esta entrada. Como ejemplo, os dejo un pequeño vídeo:

 

 

TRABAJO AERÓBICO Y COORDINATIVO

 

Algunas Referencias:

Aberg MA, Pedersen NL, Toren K, Svartengren M, Backstrand B, Johnsson T, Cooper-Kuhn CM, Aberg ND, Nilsson M, Kuhn HG. (2009): Cardiovascular fitness is associated with cognition in young adulthood. Proc Natl Acad Sci U S A

Erickson KI, Voss MW, Prakash RS, Basak C, Szabo A, Chaddock L, Kim JS, Heo S, Alves H, White SM, Wojcicki TR, Mailey E, Vieira VJ, Martin SA, Pence BD, Woods JA, McAuley E, Kramer AF.(2011): Exercise training increases size of hippocampus and improves memory. Proc Natl Acad Sci U S A

Neeper SA, Gomez-Pinilla F, Choi J,Cotman C.( 1995): Exercise and brain neurotrophins. Nature

Zoladz JA, Pilc A, Majerczak J, Grandys M, Zapart-Bukowska J, Duda K.( 2008): Endurance training increases plasma brain-derived neurotrophic factor concentration in young healthy men. J Physiol Pharmacol

Publicado en Athletics, Atletismo, Educación Física, Hábitos saludbles, Neurididáctica, Neuroaprendizaje, Neurociencia, Neuroeducación, Neuroeducation, Neuromatemáticas, Neuromates, Neuromaths, Neuromotricidad, Neuroscience, Physical Education, Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Neuromates: hoy, ¡actividad cooperativa!

Hoy os muestro un sencillo ejemplo de actividad cooperativa en la que se combina el equilibrio sobre elementos elevados y la organización creciente o decreciente de diferentes cifras.

Como veis, es una actividad que se puede graduar desde un nivel de 3º inf/1ºPrim., hasta 3º de primaria.

Neuromates Equilibrio y ordenar cifras

Espero que os guste!!

Publicado en Educación, Educación Física, Education, Hábitos saludbles, Neurididáctica, Neuroaprendizaje, Neurociencia, Neuroeducación, Neuroeducation, Neuromatemáticas, Neuromates, Neuromaths, Neuromotricidad, Neuroscience, Physical Education, Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Sesión de Neuromates

Hoy vamos a desarrollar una sesión para segundo de primaria. En ella trabajaremos la suma y el manejo de decenas y unidades y los lanzamientos de diferentes elementos.

 

Sesión Neuromates Decenas y Lanzamientos

 

Espero que os guste y vuestros comentarios.

Publicado en Educación Física, Neurididáctica, Neuroaprendizaje, Neurociencia, Neuroeducación, Neuroeducation, Neuromatemáticas, Neuromates, Neuromaths, Neuromotricidad, Physical Education, Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Hábitos de vida saludable: el sueño.

Hace unos días, me encontré con este reportaje de El País, haciendo referencia al sueño, el gran actor secundario de este conjunto de actividades denominado “hábitos de vida saludable”.

¿Por qué secundario? En mi opinión, éstos hábitos casi siempre se enfocan sobre las acciones que redundan en mejoras directas y visibles, hábitos “prácticos”: ejercicio, desplazamientos activos al colegio, centro de trabajo, ocio… también vigilancia de la dieta y el peso corporal, higiene adecuada, realizar actividades de ocio más activas cognitivamente (abandono de la TV y consolas para realizar juegos de mesa, naipes, rompecabezas…), que además beneficien estrategias de socialización…

Cierto es que el sueño correcto y adecuado siempre aparece en todas y cada una de estas listas, como elemento independiente o dentro del grupo de acciones higiénicas, pero siempre dando la sensación de ser independiente o estar parcelado dentro de todo este conglomerado de actividades saludables, obviando la relación directa que mantiene con prácticamente todos los elementos citados. La intención de este post es establecer la relación del sueño con los procesos fisiológicos implicados.

Relación del sueño con la memoria y el aprendizaje:

Desde hace décadas, hay disponible mucha bibliografía que relaciona ineludiblemente procesos de neuroplasticidad con el proceso del sueño. Si bien es cierto que se han ido matizando y desglosando el tipo de memoria beneficiada y las zonas cerebrales implicadas en cada una de las fases del sueño (REM y NREM), el acuerdo general desde hace mucho tiempo es que el correcto descanso (en cantidad y calidad), propicia que la maquinaria cerebral de la memoria y el aprendizaje esté perfectamente engrasada y funcional. A todo esto, hay que añadir la pérdida de eficacia en procesos atencionales cuando la falta de sueño, con la consiguiente prematura fatiga mental y falta de concentración entran en escena, los procesos de aprendizaje, ya de entrada están altamente interferidos.

En este sentido, también han proliferado últimamente estudios que relacionan lo beneficioso de realizar periodos de sueño (siestas) tras actividades de aprendizaje  (o bien, realizar tareas cognitivas antes de dormir), evidenciándose mayor retención de lo aprendido. Así mismo, los efectos de la deprivación del sueño, se han establecido  como elementos agravantes en enfermedades neurodegenerativas.

Relación del sueño y Actividad física:

De todos los efectos negativos de la falta de un descanso adecuado, el del cansancio físico/muscular es el más evidente y notorio de todos. Pero este cansancio por falta de sueño, si se cronifica, puede encerrar muchísimas complicaciones metabólicas de regeneración y crecimiento que se producen en el sueño y regulan en él. Una mal descanso, interfiere con una correcta regeneración muscular (incluso deterioro), pudiendo debilitar estructuralmente la musculatura y provocando lesiones.

Tanto la falta de sueño, como el cansancio físico, resultan en elementos estresantes, elevando los niveles de cortisol, que interfieren en la metabolización de los azúcares, la coordinación con derivados de la adrenalina implicados en procesos de aprendizaje y memoria, estados depresivos y muchísimos otros procesos relacionados con el equilibrio fisiológico, hormonal y cerebral.

Además, la falta de descanso predispone negativamente a la actividad física, con lo que los efectos positivos y reguladores que ésta proporciona son negados al organismo, cerrando un bucle negativo.

Sueño Neurociencia 2

Relación del sueño y la alimentación:

Como antes apuntaba, la reducción del sueño, influye en la secreción del cortisol, elevando su nivel en sangre, lo que en este caso interfiere en la correcta función de la insulina, entorpeciendo los procesos para la obtención de energía, generando un aumento de peso y menor eficacia energética general.

El cortisol alto, también afecta al equilibrio de la leptina y ghrelina. que son hormonas generadas en diversas partes del cuerpo y que son capaces de superar la barrera hematoencefálica y se encargan de enviar las señales al hipotálamo de saciedad o de hambre, respectivamente. El desequilibrio generado por un nivel elevado de cortisol, promueve una ingesta de alimentos excesiva y el sobrepeso correspondiente.

 

Por todo lo aquí citado, es evidente que el sueño es un elemento, si no principal, si fundamental en un buen repertorio de hábitos saludables, ya que está relacionado e influencia casi a todas las parcelas de nuestra salud.

Un incorrecto o insuficiente descanso, va a reducir, inhabilitar o incluso revertir cualquier otra actividad que realicemos en nuestras vidas, ya sea encaminada a favorecer nuestra salud específicamente, o como una actividad cotidiana y disfrutada.

cSi el sueño reparador es necesario durante toda nuestra vida, Creo necesario recalcar el especial interés en la infancia, adolescencia y juventud de un sueño adecuado, ya que la irrepetible actividad y desarrollo físico/cognitivo que se producen en esta etapa, se hacen acreedores de un descanso igualmente generoso en cantidad y calidad.

 

Bibliografía:

  • AlDabal, L., BaHammam, A. S. (2011). Metabolic, Endocrine, and Immune Consequences of Sleep Deprivation. The Open Respiratory Medicine Journal5, 31–43. http://doi.org/10.2174/1874306401105010031
  • Davidson, J. R., Moldofsky, H., & Lue, F. A. (1991). Growth hormone and cortisol secretion in relation to sleep and wakefulness. Journal of Psychiatry and Neuroscience16(2), 96–102.
  • Gauchs, G.,  Desgranges, B. Foret, J., Eustaque, F. (2005) The relationships between memory systems and sleep stages. Université de Caen, Laboratoire de Neuropsychologie. Caen.
  • Klok MD, Jakobsdottir S, Drent ML. (2007) The role of leptin and ghrelin in the regulation of food intake and body weight in humans: a review. Department of Endocrinology, VU University Medical Center, Amsterdam.
  • Smith, C.T., (1995) Sleep states, memory processes and synaptic plasticity. Department of Psychology, Trent University Peterborough, Ontario, 
Publicado en Descanso, Educación, Educación Física, Hábitos saludbles, Neurididáctica, Neuroaprendizaje, Neurociencia, Neuroeducación, Neuroeducation, Neuromatemáticas, Neuromates, Neuromaths, Neuromotricidad, Neuroscience, Physical Education, Social, Sueño | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario